Samsung y el nuevo proyecto en Estados Unidos

Algunos rumores están poniendo a Samsung, el gigante surcoreano, en el centro de atención. Según algunas fuentes, la empresa está considerando abrir su próxima fábrica en Austin, Texas, para ingresar al mercado de procesadores de ordenadores y teléfonos inteligentes como uno de los principales líderes y así tener más clientes en Estados Unidos. 

Samsung no solo diseña y fabrica diversos productos como teléfonos inteligentes, televisores, relojes inteligentes, tabletas, computadoras y electrodomésticos que tienen una tecnología avanzada, sino que también fabrica componentes tanto para sus dispositivos como para los de otras empresas, y en realidad es uno de los principales líderes en la producción de memorias, chips de almacenamiento, baterías y módems. 

Actualmente, la empresa surcoreana ya tiene una fábrica en Texas, inaugurada en 2011, que se ocupa de la producción de chips, pero utiliza una tecnología menos avanzada. Según las últimas noticias, Samsung planea invertir aproximadamente 100 mil millones de dólares para construir una fábrica de producción de chips, incluidos los chips con el proceso de fabricación de tres nm (nanómetros), utilizando la tecnología de litografía ultravioleta. 

Si el nuevo proyecto de Samsung va a empezar, entonces la empresa podría convertirse en el proveedor de otros gigantes como Google, Amazon y Microsoft, que están decididos a producir sus propios procesadores. 

Hoy Samsung fabrica los circuitos lógicos para las empresas Nvidia y Qualcomm, pero según las últimas noticias, su principal rival taiwanés TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company), que actualmente produce procesadores para varias empresas como Apple, ha firmado un acuerdo con la empresa estadounidense Intel que será su cliente para recibir los chips de tres nm. Además, también TSMC ha planeado abrir una fábrica en Arizona para 2024. Así que ahora, la competencia entre las dos empresas podría llegar a ser aún más decidida y decisiva para el título de “líder” en la producción de chips avanzados. 

Se espera que la construcción de la nueva planta de Samsung en Texas comience el próximo año y la fábrica podría estar operativa en 2023. La empresa también ha planeado inversiones adicionales de alrededor de 116 mil millones de dólares durante los próximos diez años. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 15 =