Incertidumbre en el trasporte aéreo, uno de los sectores más golpeado por la pandemia

Como todos sabemos, la propagación de la pandemia ha causado daños a muchos sectores en todo el mundo y uno de los más afectados es el sector del transporte aéreo. 

Eurostat ha estimado una caída del 96% de pasajeros en Europa en comparación con 2019, 98% en Italia (-42,6 millones): la mayor caída se registró en Milán Linate (-93%), Bérgamo y Venecia (ambos -90%), Milán Malpensa (-88%) y Bolonia (-86%). 

Las consecuencias de la crisis económica (la mayor disponibilidad de capital significa mayores posibilidades para volar y viceversa) y el temor a un posible contagio en aéreos a plena capacidad (debido al estrecho contacto entre extraños) han reducido significativamente los viajes y en consecuencia la compra de los billetes. 

Paolo Simioni, director general de ENAV (Organismo Nacional de Asistencia Aérea), dijo que “el sector del transporte aéreo es uno de los más afectados por los efectos de la pandemia provocada por Covid-19. Lamentablemente hoy no es fácil hacer predicciones pero lo cierto es que la ENAV, por su papel institucional y estratégico, representa un factor clave para la recuperación del sector”. “En este período tan difícil, estamos concentrados en el futuro del transporte aéreo, realizando inversiones en seguridad e innovación para mantener nuestra capacidad tecnológica y operativa a la vanguardia. En cuanto a los aspectos económicos y financieros, la compañía cuenta con una sólida estructura de capital y se beneficia de un sistema regulatorio que mitiga los impactos derivados del riesgo de tráfico, incluso en presencia de la derogación temporal del mecanismo de equilibrio propuesto por la Comisión Europea para los años 2020 y 2021. Además, gracias a las iniciativas de contención de costos y al buen desempeño del mercado no regulado, pudimos salvaguardar nuestros márgenes ”, agregó. 

En Teruel, en el este de España, se encuentra el estacionamiento de aviones más grande de Europa y es aquí donde las aerolíneas dejan los aviones que no necesitan más. Antes de la pandemia, en el “parquin” habían 78 aviones, en junio ya habían 114 unidades (el límite máximo es de 130). Es aquí donde llegaron los primeros aviones de AirFrance, Lufthansa, Etihad y BritishAirways a principios de abril. 

Patrick Lecer, director general de Tarmac Aerosave (empresa que controla el depósito español de Teruel), comenta diciendo que cuando el Coronavirus comenzó a extenderse “empezamos a hacer espacio en nuestros depósitos, intentando colocar los aviones para liberar tres o cuatro sitios en cada estructura “. Concluye añadiendo “llevo casi cuarenta años trabajando en este campo y nunca he visto nada parecido. La situación es grave, trágica ”. 

La aerolínea KLM ha anunciado que reducirá hasta 5.000 puestos de trabajo, British Airways 12.000, Ryanair 3.250 y American Airlines 40.000. 

IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional ), que agrupa a 290 aerolíneas, ha publicado las previsiones financieras para el sector del transporte aéreo. La pérdida total será de 84,3 mil millones de dólares y, según Alexandre de Juniac, director ejecutivo, 2020 será el peor año en la historia de la aviación. 

Lamentablemente el futuro del transporte aéreo, especialmente ahora que la pandemia se está propagando con fuerza en todo el continente, es todavía muy incierto. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 18 =