Goldman Sachs: “el trabajo remoto es una aberración”

Durante este periodo de pandemia, millones de empleados tienen miedo a perder su trabajo por los constantes cierres de actividades de cada tipo e también por el aislamiento. Sin embargo, la tecnología se ha revelado una buena solución para salvar un número muy alto de empleados.

Una cierta intolerancia por el trabajo a distancia nos viene de Goldman Sachs, una empresa líder a nivel mundial que opera en banca de inversión, negociación de valores y gestión de inversiones. El director ejecutivo de Goldman Sachs, David Solomon, ha definido el trabajo desde casa como algo que no puede convertirse en una nueva normalidad. Para él sería necesario, para el verano, volver a trabajar en la oficina, lo cual es fundamental para obtener resultados válidos. No es nuevo que, si bien muchos empleados están contentos de no soportar el tráfico o desplazarse al trabajo durante algún tiempo, unos empleadores continúan percibiendo el trabajo inteligente como un mero reflejo del trabajo real.

En 2020, Goldman Sachs alcanzó un porcentaje medio de asistencia de los empleados de sus oficinas de Nueva York y Londres de alrededor del 25%, pero debido a los nuevos picos del virus esta presencia se ha reducido a alrededor del 10%.

Solomon dijo que “Cada vez se realizan más actividades de forma digital, pero creo firmemente en la importancia de las conexiones en un trabajo como el nuestro. […] No creo que, una vez que salgamos de la pandemia, la forma en que operamos sea diferente a la del pasado”. Es evidente la determinación de frenar cuanto antes esta revolucionaria forma de trabajar y producir, abandonando las prácticas virtuales de futuros analistas, para aprender directamente desde el escritorio de la oficina. En particular, la preocupación de Solomon es con una “clase” entrante de unos 3.000 nuevos reclutas, privados de la “tutoría directa” que necesitarían. “Estoy muy concentrado en el hecho de que no quiero que otra clase de jóvenes venga a Goldman Sachs en el verano de forma remota”, dijo. Si bien la pandemia ha tenido el mérito de impulsar la adopción de tecnologías digitales y formas de hacer que el banco de inversión funcione de manera más eficiente, estas nuevas metodologías no se pueden utilizar a largo plazo. “No creo que cuando salgamos de la pandemia, el modo general de funcionamiento de una empresa como la nuestra será muy diferente”, dijo.

Pero Solomon no es el único que piensa eso. Jamie Dimon, CEO de Jp Morgan, también considera que “no se aprende mucho sentados en casa”. Especialmente para los recién llegados, solo se puede aprender trabajando en el campo, con el apoyo de personas mayores.

Jes Staley, director del banco irlandés Barclays, también espera que la vacuna finalmente permita a los empleados regresar a la oficina.

Sin embargo, no todo el mundo opina que el trabajo inteligente implique una menor productividad. De hecho, parece que los empleados de Microsoft, Facebook y Twitter tendrán la posibilidad de elegir si trabajar en la oficina o desde casa de forma permanente. Pero esto también podría tener algunas consecuencias negativas: Facebook dijo que los trabajadores remotos podrían recibir un salario menor si viven en áreas donde el costo de vida es más bajo que en San Francisco y Silicon Valley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + dieciocho =