Pandemia: Heineken corta 8.000 puestos de trabajo

La pandemia mundial provocada por el Coronavirus y la consecuente crisis económica han afectado a muchos sectores, incluido el sector de la restauración. 

No solo los propietarios y sus empleados dependen de la actividad de bares, pubs, discotecas y restaurantes, y de hecho el cierre de estos negocios también ha perjudicado a todas aquellas empresas que se ocupan de las fases anteriores como la producción y distribución de materias primas y productos necesarios para que el mundo de la restauración siga funcionando. 

Heineken, la segunda empresa cervecera más grande del mundo, que también posee más de 300 marcas de bebidas como Amstel, Birra Moretti, Desperados, Sol, Tiger y suministra sus productos a más de 190 países de todo el mundo, es una de las empresas que se enfrenta a un período bastante difícil desde el punto de vista económico. El gigante cervecero dijo que 2020 representó un año de “interrupciones y transiciones sin precedentes”. 

De hecho, la sociedad holandesa publicó recientemente un informe con las pérdidas registradas en 2020 respecto al año anterior. Heineken ha estimado una pérdida de alrededor de 204 millones de euros, lo que supone una disminución del 109% en comparación con 2019. 

Ya en el pasado mes de octubre, la empresa había anticipado la noticia de un posible recorte de algunos puestos de trabajo, pero sin revelar el número exacto. Hoy la noticia se confirmó con el anuncio del despido de 8 mil empleados en todo el mundo, teniendo en cuenta que alrededor de 85 mil personas trabajan para Heineken, casi el 10% del total será despedido. Sin embargo, el gigante holandés aún no ha anunciado cuándo se aplicará esta medida. 

Heineken ha decidido así poner en funcionamiento el plan EverGreen, que tiene como principal objetivo el ahorro de alrededor de dos mil millones de euros en los próximos tres años. “En la segunda mitad de 2020, llevamos a cabo una revisión estratégica, escuchando e involucrando a una amplia gama de stakeholder internos y externos. Llamamos a nuestro viaje EverGreen, inspirado por la resiliencia, la adaptación constante y la renovación de la naturaleza”, dijo el director ejecutivo de Heineken, Doff Van den Brink. “Con EverGreen, nuestro objetivo es salir de la crisis causada por COVID-19 más fuertes que antes y aumentar nuestras fortalezas únicas para ofrecer un crecimiento superior y rentable en un mundo que cambia rápidamente”. 

En los próximos meses, la empresa holandesa mantendrá informados a sus empleados sobre las futuras decisiones que tendrá que tomar. “A medida que navegamos por la crisis, construimos nuestro futuro. EverGreen aprovecha tanto nuestra fuerza como las nuevas oportunidades para trazar nuestro próximo capítulo de crecimiento”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + dieciseis =