Italia quiere exportar leche en polvo a China

La leche, como ya se sabe, es un producto fundamental para la industria alimentaria y para la producción de sus derivados como queso, mantequilla, nata y yogur. En Italia, el sector lácteo, a pesar del impacto económico provocado por la pandemia global, ha sido capaz de hacer frente a la emergencia, mostrando un rendimiento bastante positivo. 

La producción nacional de leche ha aumentado aproximadamente un 13% en los últimos seis años. A finales de 2020, se produjeron al menos 12,5 millones de toneladas de leche y Véneto, Piamonte, Emilia Romagna y Lombardía son los cuatro principales productores de este producto alimenticio. 

Sin duda, el aumento de la producción de leche es un aspecto importante para el mercado italiano y para la cadena de suministro de productos lácteos, pero es igualmente importante saber gestionar los recursos y las grandes cantidades de exceso de producto. Por esta misma razón, algunas cooperativas han decidido colaborar e invertir en una planta para la producción de leche en polvo, especialmente para los recién nacidos, para ser exportada a China. 

El principal objetivo de la coordinación láctea de Alleanza delle Cooperative es encontrar destinos alternativos para las materias primas, tanto en lo que respecta al componente magro como al componente graso. Actualmente se está realizando un estudio de factibilidad para la construcción de una planta capaz de transformar la leche italiana en un producto en polvo listo para su exportación a Asia, especialmente a China, donde la demanda de leche en polvo aumenta constantemente. La investigación analizará y evaluará muchos aspectos, incluidos los aspectos técnicos, comerciales y estratégicos de las diferentes operaciones. 

“La operación que estamos a punto de realizar es de gran valor estratégico que podría tener importantes repercusiones en todas las empresas del sector lácteo italiano. Por eso será nuestra intención abrir la iniciativa de las cooperativas a todas las organizaciones y empresas que operan en la cadena de suministro”, comentó Giovanni Guarneri, coordinador del sector lácteo de Alleanza delle Cooperative Agroalimentari. 

La nueva planta representa un programa verdaderamente ambicioso y su construcción está prevista para 2022. Por el momento no hay otras noticias definitivas sobre esta iniciativa, pero según algunas fuentes, Ozzano Taro, en la provincia de Parma, podría ser el candidato para volver a ser la planta dedicada al nuevo proyecto. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =