Just Eat: nuevos contratos laborales para los riders italianos

Hoy en día, el food delivery, o sea, la entrega a domicilio de alimentos, está presente en muchas ciudades italianas. A menudo se ven, incluso por la noche, jóvenes que hacen kilómetros con bicicletas o patinetes eléctricos para entregar comidas a los clientes. 

Uno de los líderes del food delivery es sin duda la empresa danesa Just Eat que hoy ofrece el servicio en 23 ciudades italianas. El año pasado, los riders, es decir, los repartidores, protestaron contra el acuerdo firmado en septiembre entre AssoDelivery y el sindicato UGL que los identificaba como trabajadores autónomos y no subordinados. De hecho, los riders actualmente son considerados trabajadores independientes, remunerados en función del número de entregas realizadas y de la distancia recorrida por cada pedido, y por tanto, sin ningún tipo de protección. 

Pero hoy empezó una revolución en el mundo de Just Eat, según las últimas noticias, este año los repartidores que trabajan en toda Italia podrán tener nuevos contratos laborales. 

Las primeras contrataciones comenzarán el próximo mes de marzo en Lombardía, en Monza, a través del modelo Scoober, ya presente en 12 países, que prevé la contratación como trabajadores subordinados garantizando así a los riders las protecciones adecuadas. El subsidio para el trabajo nocturno y las vacaciones, la maternidad/paternidad, las enfermedades, el salario por hora, la cobertura de seguros, la formación, la protección social y los dispositivos de seguridad gratuitos (como casco, mochila y ropa de alta visibilidad) son los objetivos más importantes que hoy los riders han logrado. 

Los contratos de trabajo pueden ser a tiempo completo, a tiempo parcial o de guardia y el salario debería ser de unos 9 euros por hora. Pero, como ha especificado la empresa, la paga básica será de 7,5 euros brutos a los que los riders pueden añadir las bonificaciones relacionadas con el número de entregas, el subsidio para el uso de sus medios de transporte y el seguro. Según algunas fuentes, Just Eat contratará 3 mil riders con contratos laborales. 

Al mismo tiempo, se abrirán los primeros hubs en algunas de las ciudades donde el servicio está activo, como Milán, Turín, Nápoles, Bolonia y Roma. Los centros logísticos de Just Eat permitirán a los riders encontrar y utilizar los vehículos sostenibles que la empresa pone a disposición, como bicicletas y patinetes eléctricos, para las entregas de comida a domicilio. 

“La introducción de un nuevo modelo de trabajo para los riders representa para nosotros una elección ética y responsable, en línea con la estrategia que el Grupo ya está llevando a cabo con éxito en otros países europeos. Esta es una gran inversión que nos permitirá trabajar con los repartidores protegidos desde el punto de vista contractual y también apoyar aún más el desarrollo del servicio en Italia, ofreciendo una experiencia de entrega de comida cada vez más completa y eficiente para los consumidores y nuestros restaurantes”, declaró Daniele Contini, Country Manager de Just Eat en Italia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =