El turismo pierde 1.3 billones de dólares por COVID-19

“El impacto de la pandemia por COVID-19 en el turismo ha sido perturbador. Las restricciones impuestas para combatir el virus, de hecho, han llevado a una reducción significativa de los viajes y, por lo tanto, del turismo”, dijo la organización de las Naciones Unidas. 

El hecho de que la pandemia global haya afectado a muchos sectores es más que evidente, pero los datos publicados por la Organización Mundial del Turismo (UNWTO), con sede en Madrid, muestran cómo el turismo ha sido una de las áreas más golpeada por los efectos del COVID-19. 

La UNWTO ha afirmado que el turismo mundial perdió 1.3 billones de dólares en 2020, esta cifra es once veces mayor que los datos de la crisis económica mundial de 2009. Además, según los datos, en comparación con 2019 hubo una disminución del 74% en las llegadas de turistas en todo el mundo. 

“Deben evitarse los viajes no esenciales, pero creo que no debemos tomar medidas demasiado drásticas. Las restricciones de viaje no deben obstaculizar la recuperación económica y el buen funcionamiento del sistema de salud”, la comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, contestó a Berlín que pedía normas más estrictas en las solicitudes de la Comisión sobre las restricciones de viaje. 

La región Asia-Pacífico fue la primera a ser golpeada por la pandemia y actualmente es la zona que sigue teniendo las restricciones de viaje más estrictas, registró la mayor caída de llegadas durante 2020, 300 millones de llegadas menos, es decir -84% en solo un año. Por lo que se refiere a Europa, hubo 500 millones de llegadas menos, fue el continente que tuvo “la mayor caída en términos absolutos” con una disminución del 70% durante el año. En cambio, Oriente Medio y África registraron una pérdida del 75% y las Américas del 69% en llegadas internacionales. 

Según los expertos, el sector turístico no volverá a los niveles anteriores al COVID-19 antes de 2023. Los escenarios entre 2021 y 2024 muestran que el turismo internacional podría tardar entre dos años y medio y cuatro años en volver a las cifras de 2019. 

“Aunque se ha hecho mucho para que los viajes internacionales seguros sean posibles, somos conscientes de que la crisis está lejos de terminar. La armonización, la coordinación y la digitalización de las medidas de reducción de riesgos relacionados con los viajes COVID-19, que incluyen certificados de prueba, trazado y vacunas, son la base esencial para promover viajes seguros y prepararse para la recuperación del turismo una vez que las condiciones lo permitan”, dijo Zurab Pololikashvili, secretario general de UNWTO. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =