Uber gana el referéndum en California

Los conductores de Uber no serán reconocidos como empleados. Eso es lo que decidieron los ciudadanos de California en el referéndum del 3 de noviembre de 2020. 

La Proposition 22, o Prop 22, es el referéndum promovido por Uber, Lyft y otras compañías que pertenecen a la que se llama “economía gig” (o sea la economía basada en contratistas y laboradores independientes), para mantener el status quo de su actividad y ganar la batalla legal contra el estado de California. 

Según una corte de California, Uber y Lyft violaban la ley entrada en vigor el 1 de enero pasado (la ley A.B.5), la cual obligaba a las compañías de estas plataformas de clasificar a los conductores como empleados. Tras el voto y la campaña electoral que ha costado a las empresas 200 millones de dólares, haciendo volver el referéndum en el más caro en la historia de California, los ciudadanos se declararon a favor de él. El 56% de los votantes apoyó la eliminación de la ley estatal y el 42% votó en contra de la propuesta de las empresas. Según informa la oficina del Secretario de Estato de California, participaron el 77% de los derechohabientes.

La Proposition 22 establece que os conductores seguirán siendo considerados trabajadores autónomos y no empleados por las empresas. Por lo tanto no serán pagados, por ejemplo, por el tiempo que pasa entre una llamada y otra. Al mismo tiempo pero las empresas llegan a un compromiso, decidiendo acordar a los trabajadores unos ingresos mínimos y un seguro de salud y accidentes. Gracias al referéndum, según una estimación, Uber y Lyft ahorrarán casi 100 millones de dólares por año en los costes salariales.

Fueron muchos los conductores de Uber que votaron a favor. Joe Renice, un conductor que trabaja por Uber en la ciudad de San Francisco, dice: “Es un trabajo que me permite ganar 100.000 dólares al año. Y lo hago con la máxima libertad y flexibilidad.” De hecho, afirma que el aspecto más importante para él es “la posibilidad de hacerlo cuando, donde y como quier(a)”. Pero admite también que “no es para todos. Para algunas personas es mejor ser empleados. Per no lo es para mí”.

Entretanto, la victoria en California hizo subir las acciones de Uber y Lyft en la bolsa, registrando un aumento, respectivamente, del 13,67% y del 15,86%.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + ocho =