Los altavoces inteligentes conquistan el mercado pese a la crisis del coronavirus

Los altavoces inteligentes, a los que preguntamos si conviene llevar paraguas antes de salir o si tendremos algún otro evento programado para el día, van conquistando poco a poco el mercado a pesar de las trabas que derivan del coronavirus.

Inicialmente nacieron como altavoces para escuchar música y responder a simples preguntas como “¿Qué tal el tiempo hoy?”. Ahora son verdaderos ayudantes digitales capaces de realizar (y hacer que otros realicen) acciones más complejas, que harán pensar, al menos a los nacidos en los años 90, vivir en un episodio de la serie animada ambientada en el futuro The Jetsons, más conocida como Los Supersónicos. Conectándose con otros electrodomésticos inteligentes equipados con conexión wifi, los altavoces inteligentes pueden encender/apagar las luces, poner en marcha la lavadora o bajar la temperatura en las habitaciones, entre las diversas operaciones que pueden hacer. Se trata de dispositivos muy pequeños con un diseño futurista que facilitan la realización de actividades en el hogar y/o en el trabajo, volviéndose cada vez más indispensables. Y los números lo confirman.

Según las proyecciones de la empresa de investigación Canalys, habrá 320 millones de altavoces inteligentes en funcionamiento en 2020, una cifra que crecerá en 2021 cuando se espera que las ventas aumenten del 21%, llegando a 163 millones de envíos en el próximo año. El sector está gobernado por China que, habiendo logrado mantener a raya la pandemia de Coronavirus, ya registrará un crecimiento del 16% en 2020, frente a solo el 3% del resto de los países. Los analistas creen que al pasar más tiempo en casa, las personas tenderán a comprar nuevos altavoces inteligentes o reemplazar los más antiguos. Por este motivo se estima que para 2024 los altavoces inteligentes activos en el mundo llegarán a los 640 millones, con dos tercios del mercado dividido entre China y Estados Unidos. El responsable de investigación de Canalys cree que el éxito de los dispositivos está ligado a la capacidad de los fabricantes de realizar mejoras e innovaciones significativas sin un aumento relevante en los costes.

Las principales empresas productoras son Amazon, Google y Apple. En cuanto a Occidente, en lo más alto de la lista encontramos a Alexa de Amazon, con dispositivos que oscilan entre los 50 y los 250 euros; seguido por Google Assistant y Siri de Apple. 

Los recién llegados a la industria, que se espera sean los protagonistas de los regalos de Navidad de este año, incluyen: Amazon Echo de cuarta generación con un diseño completamente revisado, un sistema de sonido superior y el mismo precio que sus predecesores y HomePod Mini presentado por la empresa de Cupertino durante el evento de lanzamiento el pasado mes de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + dos =